Luis Caputo anunció las primeras medidas económicas de Javier Milei: «Venimos a solucionar nuestro problema de adicción al déficit»

El flamante nuevo ministro de Economía dio a conocer los primeros anuncios económicos de la naciente era libertaria.

Luis Caputo anunció las primeras medidas económicas de Javier Milei: «Venimos a solucionar nuestro problema de adicción al déficit»

El nuevo ministro de Economía, Luis Caputo, anunció este martes las primeras medidas del Gobierno de Javier Milei, con eje prioritario en «alcanzar el equilibrio fiscal». y con las novedades de una fuerte devaluación, quita de subsidios en tarifas y aumentos en asignaciones sociales.

El duro mensaje se grabó en el microcine del Palacio de Hacienda y no aceptaron ni la presencia de periodistas ni repreguntas. Se demoró varias horas su difusión ya que tuvieron que regrabarlo.

Por la mañana, el vocero presidencial, Manuel Adorni, explicó que las medidas apuntan a «resolver problemas muy estructurales», debido a que se «terminó eso de gastar más de lo que se tiene».

Con un aumento del 100 por ciento en el valor del dólar, a 800 pesos, el ministro de Economía, Luis Caputo, anunció el paquete de urgencia económica que apunta a reducir el déficit fiscal, ordenar las variables económicas y evitar una hiperinflación.

«Hoy estamos recibiendo la peor herencia de nuestra historia. Un país donde los argentinos somos cada vez más pobres, sin ningún ancla fiscal, monetaria ni cambiaria. El gasto, la emisión y el tipo de cambio están descontrolados. Si seguimos como estamos, no tengan dudas que vamos a una hiperinflación y que como dijo también el Presidente, podemos ver los números más altos de nuestra historia de hasta 15.000% anual», advirtió Caputo.

Por este motivo, el ministro destacó que el paquete de emergencia económica «tiene el objetivo simplemente de eliminar la catástrofe y reencauzar la economía».

En esta línea, Caputo anticipó que no se renovarán los contratos laborales del Estado Nacional «que tengan menos de un año de vigencia; una práctica habitual en política está en incorporar familiares, amigos, antes de la finalización de un término de mandato».

«Si uno preguntara a la mayoría de los argentinos cuál es el mayor problema entre la deuda, la inflación, el dólar o déficit fiscal, más del 95% de las respuestas se la llevaban la deuda, la inflación y el dólar. Prácticamente ninguna respuesta correspondía al déficit fiscal. Sin embargo, la génesis de nuestro problema ha sido siempre el fiscal. Lo que se manifiestan como los problemas son en verdad las consecuencias de cómo se ha financiado ese déficit. ¿Qué es el déficit? Bien simple: cuando se gasta más de lo que se recauda a nivel país», argumentó el funcionario.

Luego de mencionar como alternativa de deuda tomar empréstitos del FMI, manifestó: «Los problemas que se originan de financiar ese déficit son los que le llegan a la gente. Si se financia ese déficit excesivamente o repetidamente con deuda, se terminan generando problemas financieros. Si se financia con emisión del Banco Central hay sobreabundancia de precios y ese precio cae».

«¿Cómo se manifiesta esto? Cae con respecto a los activos financieros, como el dólar, y cae con respecto a los bienes de la economía, o sea inflación. Esas son las cosas que la gente percibe», explicó.

«La razón de nuestras crisis recurrentes es que nosotros como país nos hemos focalizado en querer solucionar las consecuencias, pero nunca el problema. Políticamente, digamos que siempre hemos sido adictos al déficit”, apuntó y, después de criticar las medidas paliativas de la inflación del anterior gobierno, añadió que «si reestructurar la deuda fuera la solución, ya la reestructuramos nueve veces: deberíamos ser Suiza. Sin embargo, estamos cada vez peor porque la respuesta nuestra a estos problemas siempre ha sido atacar las consecuencias pero nunca el problema».

A su vez, justificó su accionar como ministro de Macri: «Esta relación entre el déficit y el financiamiento en la gran mayoría de los ciudadanos está rota. Para muchos, el tomar deuda es casi un capricho del ministro de Economía de turno: no es así. El problema es siempre el déficit fiscal; el gastar más de lo que se recauda. Lo que nosotros venimos a hacer es lo opuesto a lo que se hizo siempre y solucionar este problema de raíz justamente para no tener que padecer esas consecuencias: la inflación y la pobreza. Para eso tenemos que solucionar nuestra adicción al déficit fiscal».

De cara a los próximos cuatro años de gestión, el ministro de Economía entendió que la elección de Javier Milei como presidente «hoy representa una oportunidad para todos porque es la primera vez en más de 100 años que llega al Gobierno un candidato que explica esto, que la gente lo entiende y lo vota muy mayoritariamente».

«Estamos heredando una inflación reprimida que ya se está destapando y es consecuencia del rezago la política monetaria ultraexpansiva y de los controles de precios, que a la larga nunca funcionan. Los ven todos en la góndola del supermercado, donde se vieron que varios precios han aumentado casi el 100%. Vamos a estar durante unos meses peor que antes, particularmente en términos de inflación. Lo digo así porque, como dice el presidente, es preferible decir una verdad incómoda que una mentira confortable», sostuvo el funcionario.

Por ello, y antes de anunciar el incremento en la AUH y la Tarjeta Alimentar, señaló que «vamos a poner foco fundamental en la gente que más puede sufrirlo. Es por eso que vamos a complementar esta medida con otra de importante carácter social».

El detalle de cada una de las medidas económica de Javier Milei

.»No se renuevan los contratos laborales del Estado que tengan menos de 1 año de vigencia, una practica habitual en política está en incorporar familiares, amigos, antes de la finalización de un término de mandato».
.»Se decreta la suspensión de la pauta del Gobierno Nacional por 1 año. Durante el 2023, entre la Presidencia y los ministerios, se gastaron 34.000 millones de pesos en pauta. No hay plata para gastos que no sean estrictamente necesarios, y mucho menos, para sostener con plata de los contribuyentes medios que se crean solo para alabar las virtudes de los gobiernos de turno».
.»Conforme la Ley de Ministerios decretada por el Presidente, los Ministerios se reducirán de 18 a 9 y las Secretarías de 106 a 54. Esto va a redundar en una reducción de más del 50% de los cargos jerárquicos de la política y del 34% de los cargos políticos totales del Estado Nacional».
.»Vamos a reducir al mínimo las transferencias discrecionales del Estado Nacional a las provincias. Recursos que, lamentablemente, en nuestra historia reciente se han usado como moneda de cambio para intercambiar favores políticos».
.»El Estado Nacional no va a licitar más obra pública nueva, y va a cancelar las licitaciones aprobadas cuyo desarrollo aún no haya comenzado. La realidad es que no hay plata para pagar más obra pública que, como todos los argentinos sabemos, muchas veces termina en los bolsillos de los políticos o de los empresarios de turno. La obra pública ha sido siempre uno de los focos de corrupción del Estado y con nosotros eso se termina. Las obras de infraestructura en Argentina serán realizadas por el sector privado, ya que el Estado no tiene plata ni financiamiento para llevarlas a cabo».
.»Vamos a reducir subsidios a la Energía y al Transporte. Hoy el Estado sostiene artificialmente precios bajísimos en tarifas energéticas y transporte a través de estos subsidios. La política siempre lo ha hecho porque de esa forma engañan a la gente haciéndoles creer que les ponen plata en el bolsillo. Pero como todos los argentinos ya se habrán dado cuenta, estos subsidios no son gratis, sino que se pagan con inflación. Lo que te regalan en el precio del boleto te lo cobran con los aumentos en el supermercado. Y con la inflación son los pobres los que terminan financiando a los ricos».
.»Los subsidios al transporte en el AMBA son un acto de profunda discriminación con las provincias del interior. Así que vamos a terminar también con esa discriminación hacia el interior».
.»Vamos a mantener los planes Potenciar Trabajo de acuerdo a lo establecido en el Presupuesto del 2023. Y vamos sobre todo a fortalecer las políticas sociales que son recibidas directamente por quienes la necesitan, sin intermediarios, como la Asignación Universal por Hijo y la Tarjeta Alimentar».
.»Vamos a duplicar la Asignación Universal por Hijo y vamos a aumentar la tarjeta alimentaria al 50%. Esto va en línea con lo que decíamos antes, que vamos a fortalecer los planes que van directo a la gente, sin intermediarios, y a la gente que más lo necesita».
.»Vamos a sincerar el tipo de cambio oficial. El tipo de cambio oficial va a pasar a valer 800 pesos, para que los sectores productivos tengan realmente los incentivos adecuados para aumentar la producción. Esto va a estar acompañado por un aumento provisorio del impuesto país a las importaciones y a las retenciones de las exportaciones no agropecuarias. De esta manera, beneficiamos a los exportadores con un mejor precio y equiparamos la carga fiscal para todos los sectores, dejando de discriminar al sector agropecuario».
«Finalizada la emergencia, vamos a avanzar en la eliminación de todos los derechos de exportación, que consideramos un gravamen perverso que entorpece el desarrollo argentino».
.»Reemplazaremos el sistema SIRA de importaciones por un sistema estadístico y de información que no requerirá de la aprobación de licencias. Se termina así la discrecionalidad y se garantiza la transparencia del proceso de aprobación de las importaciones. El que quiera importar, ahora podrá hacerlo, y punto».

Compruebe también

Advierten que puede haber cortes masivos de luz en el verano

Advierten que puede haber cortes masivos de luz en el verano

Cammesa alertó que, incluso con importación de electricidad, no daría a basto para cubrir el …

AFIP reglamentó el blanqueo de capitales

AFIP reglamentó el blanqueo de capitales

Quienes regularicen bienes o tenencias por hasta US$100.000 estarán exentos del pago de impuestos. La …

Dejanos tu comentario