GPT-4 Turbo: todo lo que puede hacer el nuevo cerebro de ChatGPT

OpenAI renovó el modelo de lenguaje masivo que sustenta el funcionamiento de su chatbot. Además, anunció una función para desarrollos personalizados.

GPT-4 Turbo: todo lo que puede hacer el nuevo cerebro de ChatGPTChatGPT es el emblema del auge de la IA generativa.

OpenAI, la empresa que este año saltó a la fama gracias a ChatGPT, celebró el lunes su primera conferencia para desarrolladores. El encuentro tuvo un par de anuncios relevantes. Por un lado, la disponibilidad de herramientas para la creación de chatbots personalizados. Por el otro, la aparición de GPT-4 Turbo, una nueva versión del “cerebro” con el que opera el célebre bot, que agrega algunas habilidades a las ya presentes en el sistema de inteligencia artificial.

GPT-4 Turbo, un salto evolutivo para ChatGPT

En el encuentro DevDay —similar a los eventos I/O y WWDC que celebran Google y Apple, respectivamente— OpenAI mostró una vista previa de GPT-4 Turbo. Decíamos que es el “cerebro” de ChatGPT: en términos técnicos, es una nueva versión del modelo de lenguaje masivo de la organización, LLM por sus siglas en inglés. Básicamente, es un algoritmo poderoso, capaz de operar con texto, que se apoya en una cuantiosa base de datos.

A modo de paréntesis, la variante gratuita de ChatGPT trabaja con el LLM GPT-3.5 y, hasta ahora, ChatGPT Plus —la variante de pago— lo hizo con GPT-4, una versión actualizada.

¿Qué mejoras ofrece GPT-4 Turbo?

Un aspecto clave es la actualización de los datos: el flamante LLM tiene información hasta abril de 2023. Las versiones anteriores tienen conocimientos hasta septiembre de 2021. Por eso, si le preguntábamos, por mencionar apenas un ejemplo, quién ganó el Mundial de fútbol de 2022 en Qatar, simplemente no lo sabía.

Uno de sus pasos evolutivos más importantes es la capacidad de aceptar entradas de texto mucho más largas en relación a las versiones anteriores. Ahora permite hasta 300 páginas de texto, un salto grande en comparación con las 50 actuales. Siguiendo a Engadget, eso significa que las indicaciones a ChatGPT pueden ser mucho más largas y complejas con el nuevo LLM, y que las respuestas serán más significativas.

El nuevo modelo de lenguaje del chatbot también aceptará imágenes como mensajes en el cuadro de chat. En base a ese contenido, el bot podrá generar títulos o elaborar una descripción de aquello que ve en la foto o dibujo. Además, se podrá cargar documentos y pedirle al servicio que los analice.

Agrega solicitudes de texto a voz, una opción que ya habíamos conocido previamente.

La compañía estadounidense no anunció cuándo se lanzará de la versión preliminar de GPT-4 Turbo, que se espera sea parte de su propuesta por suscripción. Ahora, el acceso a GPT-4 vía ChatGPT Premium cuesta 20 dólares al mes.

ChatGPT tendrá versiones personalizadas

Tal como adelantamos en la previa del evento celebrado por OpenAI, los desarrolladores podrán crear variantes personalizadas del chatbot. Cabe mencionar que esa opción no se restringirá a los expertos en programación y código: desde una plataforma de uso relativamente sencillo, será posible generar ediciones de ChatGPT para fines específicos.

OpenAI anunció cambios en ChatGPT, en su primer evento para desarrolladores.

Por ejemplo, los creadores podrán elegir el idioma principal de su versión, el tono de la conversación, a qué tarea se dedica específicamente, etcétera. La compañía abrirá un mercado, parecido a una tienda de aplicaciones, para que los interesados accedan a esos desarrollos basados en ChatGPT.

ChatGPT: 100 millones de usuarios y el debate acerca de los derechos de autor

En su encuentro, que tuvo a Sam Altman en el escenario, la organización informó que ChatGPT tiene más de 100 millones de usuarios activos semanales a nivel mundial. Además, presumió que el 92% de las empresas que figuran en el listado Fortune 500 usan el chatbot.

Junto al anuncio de GPT-4 Turbo y de las funciones para crear variantes customizadas del chatbot, la compañía realizó una declaración relevante. Según indicaron, defenderán a sus clientes en las demandas por violaciones a la propiedad intelectual que pudieran surgir del uso de sus servicios.

Una de las polémicas más candentes que derivan del auge de la inteligencia artificial generativa se vincula a los derechos de autor. Siendo que sistemas como ChatGPT funcionan con grandes bases de datos y son capaces de generar “nuevo” contenido en función de esa información, ¿qué ocurre con el copyright? Esta problemática ya ha derivado en pleitos legales y, ahora sabemos, OpenAI ha decidido tomar una posición.

Compruebe también

Nueva estafa con WhatsApp y Tik Tok: de qué se trata y cómo evitarla

Nueva estafa con WhatsApp y Tik Tok: de qué se trata y cómo evitarla

Conocé cuál es la nueva modalidad para robarle dinero a las personas mediante las redes …

WhatsApp: de qué se trata contactos favoritos

WhatsApp: de qué se trata contactos favoritos

La aplicación de mensajería más famosa se sigue renovando y ahora añadió la función Favoritos …

Dejanos tu comentario